GAS Y PETRÓLEO

Ministro Molina: Santa Cruz es el núcleo energético de Bolivia

El Gobierno planificó una estrategia para recuperar la capacidad productora, esencialmente de líquidos, de Santa Cruz y se estimó que hasta diciembre de este año el Gobierno central invertirá $us 351 millones para el sector hidrocarburífero.

En el año 2020, se retrocedió a un modelo económico neoliberal basado en una economía sin generación de valor agregado de nuestras materias primas, falta de generación de empleo, salud y educación descuidadas totalmente, sin emprendimientos, exponiendo al país y a Santa Cruz en una severa crisis.

El compromiso irrenunciable para dinamizar la economía de Santa Cruz y fortalecer sus capacidades productivas permitió que el actual Gobierno Nacional reactive los proyectos de inversión pública en el departamento en los sectores de hidrocarburos y electricidad —paralizados por el gobierno de facto—, “convirtiéndolo en el núcleo energético de Bolivia”.

Generación de energía eólica
Con una inversión de $us 240,95 millones el Gobierno Nacional convertirá al departamento de Santa Cruz en el centro de la generación eléctrica proveniente de fuentes eólicas, en el marco de la política de diversificación de la matriz energética hacia fuentes renovables.

El Ejecutivo, a través del Ministerio de Hidrocarburos y Energías, impulsó la construcción de los parques eólicos Warnes $us29,6 millones, con una potencia instalada de 14,4 Megawatts (MW); San Julián ($us 70,3 millones), con una potencia instalada de 39,6 MW—concluidos y puestos en servicio este mes—; y el Dorado ($us 93,9 millones) con una potencia instalada de 54MW, la cual inyectará energía eléctrica al Sistema Interconectado Nacional (SIN) en los próximos meses.

Gracias al enorme potencial que tiene el departamento oriental para la producción de energía eléctrica a través de fuentes renovables es que el Gobierno Nacional proyecta hasta 2023 la construcción del Parque Eólico Warnes II, que añadirá otros 21 MW al SIN, con una inversión que supera los $us47 millones.

“Con estos proyectos se cuida el medio ambiente y a la vez se reduce el consumo de gas destinado a la generación de electricidad, lo que permite llevar ese recurso natural a los mercados de exportación donde se vende a mejores precios, en beneficio del país”, resaltó el Ministro Molina.

Más potencia en electricidad
Por otro lado, por mandato del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Luis Arce, Bolivia apunta a convertirse en un país exportador de energía eléctrica. Es así que este año se ha concluido el cierre del último bloque en configuración de ciclo combinado de la Planta Termoeléctrica de Warnes. Con esta obra la capacidad de dicha planta aumentó a 567 MW, garantizando la provisión de energía eléctrica para el país y para futuros mercados de exportación de electricidad.

“Una importante medida asumida por el actual gobierno fue lograr la disminución del consumo de gas natural en las plantas termoeléctricas producto de la eficiencia de las plantas de ciclo combinado así como de la incorporación de proyectos de energías alternativas, lo que significa, desde todo punto de vista, un logro que responde a la nueva política de diversificación de la matriz energética, la optimización del uso del gas en el mercado interno y la valorización del precio de nuestro gas en el mercado externo”, resaltó el Ministro Molina.

Gobierno fortalece a Santa Cruz en la lucha contra el cáncer
Otra prioridad para las políticas del Gobierno central es el fortalecimiento del sistema de salud en el país. Es por esa razón que en 2018 inició la construcción del Centro de Medicina Nuclear y Radio Terapia en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, que será el referente del oriente para los pacientes que padecen de cáncer.

A causa del golpe de Estado esta obra retrasó su avance y por ello su conclusión está prevista para 2024. El proyecto tendrá un costo de $us 53,11 millones y permitirá a las personas realizarse diagnósticos para conocer si tienen la enfermedad, así como quimioterapias y radioterapias para quienes la padezcan.

Inversión hidrocarburífera
Entre 2006 y 2019, el Estado erogó $us 5.504 millones para obras de exploración, explotación, transporte, refinación, almacenaje, industrialización, comercialización y distribución de hidrocarburos, entre otras, en el departamento cruceño. Con esa cifra, la inversión promedio anual registrada en ese período fue de $us 393,15 millones.
Sin embargo, tras la ruptura de la democracia con el golpe de Estado entre noviembre de 2019 y octubre de 2020, esas cifras decayeron sustancialmente. Durante el gobierno de Jeanine Áñez, y ante las malas decisiones tomadas en esa gestión, la inversión para el sector apenas alcanzó a $us 111,88 millones debido a la paralización de proyectos que perjudicaron a la región.

Por esa razón el Presidente Arce instruyó al Ministerio de Hidrocarburos y Energías elaborar un plan de reactivación inmediata que ayude a reconstruir la economía de Santa Cruz y del país. Ante ello, esta cartera de Estado planificó una estrategia para recuperar la capacidad productora, esencialmente de líquidos, de Santa Cruz y se estimó que hasta diciembre de este año el Gobierno central invertirá $us 351 millones para el sector hidrocarburífero.

Incremento histórico de la producción
Gracias a esa estrategia de reactivación de sector, la producción fiscalizada de hidrocarburos líquidos y de gas para este año alcanzará a niveles históricos desde la nacionalización.

En el caso de los hidrocarburos líquidos, en el departamento de Santa Cruz se producirán 14,24 mil barriles día (MBbld), superando todos los registros de años anteriores.

De igual modo, la producción fiscalizada de Gas Natural se elevó a 16,37 millones de metros cúbicos día (MMmcd), la mayor producción desde 2006.

Renta Petrolera
La nacionalización de los hidrocarburos se constituyó en un pilar fundamental para el desarrollo de Bolivia. Gracias a esta política, desde 2006 los departamentos y municipios del país percibieron mejores ingresos por la venta de esos productos y les permitió construir obras para atender las demandas de la población.

“Es así, que para este 2021 Santa Cruz percibirá esta gestión cerca de $us 200 millones por ingresos de renta petrolera. Estos recursos permitirán a las alcaldías y a la Gobernación proyectar obras que ayuden al desarrollo de la región”, afirmó el titular de Hidrocarburos y Energías.
Redes de gas.

Entre 2006 a julio de 2021 se instalaron 210.088 conexiones de redes domiciliarias en el departamento de Santa Cruz para las cuales el gobierno nacional invirtió $us 250.77 millones. Durante el gobierno golpista, muchas familias cruceñas se vieron afectadas ante la paralización de estos proyectos y solo se concluyeron 15.031 instalaciones.

No obstante, en el marco de la reactivación de los proyectos del sector de hidrocarburos, para esta gestión el Ministerio de Hidrocarburos y Energías, a través de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), prevé llegar a las 23.000 conexiones de gas domiciliario en todo el departamento cruceño con una inversión de $us 34,69 millones. Con estas obras, que son posibles gracias a la nacionalización de los recursos naturales y de las empresas estratégicas del país, se ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas de esa región oriental, y les permite ahorrar en el gasto por el consumo de gas.

Exploración
Asimismo, para el Gobierno Nacional son una prioridad los proyectos de exploración para encontrar nuevas reservas de gas y petróleo.
De igual modo, este año se puso en marcha la perforación del pozo Sararenda-X3D en el municipio de Camiri, mediante el cual se investigará el potencial de la formación Huamampampa (Devónico medio) del bloque alto de la estructura profunda de Sararenda.

Además, como parte de la reactivación del sector de hidrocarburos, para este año se tiene previsto iniciar la perforación del pozo Yarará-X2 con una inversión de $us13,58 millones. En este pozo se calcula un recurso recuperable de 3,5 millones de barriles de petróleo (MMbbl) con una probabilidad de éxito geológico de 45%.

Transporte
Por otra parte, con el objetivo de garantizar la demanda de gas natural en los municipios de Yapacaní (Santa Cruz) y Entre Ríos (Cochabamba), se ejecutó el proyecto de ampliación del Gasoducto Carrasco-Yapacaní (GCY), de 133 millones de pies cúbicos día (MMpcd) a 163 MMpcd mediante la implementación de un loop (tramo adicional) de 16 pulgadas y 30 kilómetros (km) de longitud aproximada. La obra requirió un financiamiento de $us22,44 millones.

“De igual manera se puso en marcha la ampliación del Poliducto Camiri-Sucre (PCS), que permitirá incrementar el transporte de kerosene, gasolina, diésel y Gas Licuado de Petróleo (GLP) de 3.334 barriles por día (bpd) a 7.000 (bpd)”, indicó el Ministro Molina.

Este proyecto beneficia directamente a los municipios de Camiri y Monteagudo en Santa Cruz, y Padilla, Tomina, Tarabuco y Sucre en Chuquisaca.

Hacia una nueva matriz energética vehicular
Tras la asunción de Luis Arce como Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia se instruyó al Ministerio de Hidrocarburos y Energías reactivar el programa de conversión vehicular a gas natural vehicular (GNV) en el marco de la política nacional de diversificar la matriz energética.
Por ello, la Entidad Ejecutora de Conversión a Gas Natural Vehicular (EEC-GNV) logró hasta el 31 de agosto que 1.680 motorizados migren de gasolina hacia este combustible en el departamento de Santa Cruz, invirtiendo $us2,09 millones.

Desde el inicio de programa en 2010, se realizaron en total 55.208 conversiones en todo el territorio cruceño. El Gobierno invirtió $us16,2 millones (durante el periodo 2010-2019) a fin de que los conductores eviten el gasto para aplicar este mecanismo en sus carros.

Implementación del Programa de Sustitución de Importaciones de Diésel
El 3 de marzo de 2021 en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia junto con el Ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, y el Presidente de YPFB, Wilson Zelaya, anunciaron la construcción de una Planta de Diésel Renovable en Santa Cruz.

El proyecto tendrá una inversión de aproximadamente $us 300 millones, con una producción de 9.000 (bpd) de diésel renovable, que se producirán a partir de la reutilización de aceites desechados, aceites vegetales y grasas animales. Este proyecto tendrá un impacto significativo en la reducción de la importación de diésel, sustituyéndolo por una producción nacional que generará un ahorro en la subvención de diésel oíl importado de más de $us400 millones anuales a partir del 2025, dinamizando así la economía nacional con la gestión de recolección del aceite usado de cocina y generando oportunidades laborales para nuevas pequeñas y micro empresas.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: