GAS Y PETRÓLEO

Argentina prevé aumento en la demanda de gas de 3,6% a 2030

El gobierno argentino estimó que el consumo de gas, sin usinas, podría elevarse un 3,6% por año hasta el 2030. La mayor utilización de GNC en el transporte explica parte del incremento.

La demanda de gas natural podría aumentar hasta un 3,6% anual entre el período 2022 – 2030 según las proyecciones oficiales, un cálculo que no tiene en cuenta el consumo de las usinas. Así lo estimó Nación en el informe Lineamientos para un Plan de Transición Energética al 2030.

Para su participación en la 26° Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático el gobierno nacional elaboró un trabajo destinado al análisis de la situación actual del país dentro del proceso de transición energética, que implica un cambio estructural en los sistemas de abastecimiento y utilización de la energía

Dentro de las principales proyecciones se delineó que la demanda de gas podría ser de entre 103 a 113 millones de metros cúbicos por día, teniendo en cuenta el escenario actual y uno más ambicioso explicando la diferencia por la mayor participación del uso de gas en el sector transporte. Para el primer escenario se prevé un incremento en la demanda por año de 2,7% y para el segundo de 3,6%, sin sumar el consumo de las centrales térmicas.

“Los escenarios presentados se realizan analizando la demanda, la inversión y los precios. Los mismos son estimaciones preliminares de lo que podría ocurrir en función de las combinaciones de supuestos que se utilicen”, explicaron desde el gobierno nacional.

Y sumaron: “Debido a la naturaleza dinámica del sector, los escenarios planteados son de carácter dinámico, pudiendo modificarse sus resultados en función de los cambios ocurridos en el contexto nacional e internacional”.

Además de estas aclaraciones, el gobierno también planteó otro asterisco que podría tener impacto directo en el consumo de gas para 2030: teniendo en cuenta que se plantea un consumo de entre 103 a 133 millones de metros cúbicos diarios, los valores podrían reducirse a 93 y 104 millones diarios, respectivamente, si se aplican políticas de eficiencia en el consumo.

Esto implicaría una menor demanda de aproximadamente 9 millones de metros cúbicos por día. Vale señalar que el consumo de gas en 2019, sin usinas, fue de 76,8 millones de metros cúbicos por día.

Entre otras estimaciones, y más en detalle, el gobierno planteó que la demanda de gas natural residencial, incluyendo las políticas de eficiencia en el consumo, se elevaría de 28,1 MMm3/d en 2019 a 39,6 MMm3/d en 2030, a una tasa anual acumulativa de 2,4%.

Transporte
En el caso de la demanda de gas natural para el sector transporte viene aparejada con una mayor utilización del combustible en reemplazo de líquidos.

“Teniendo en cuenta la relevancia estratégica que tiene el desarrollo de los recursos no convencionales de gas natural —y considerando en particular su potencial como combustible de reemplazo de combustibles líquidos fósiles, generando reducciones en las emisiones—, se simuló una mayor penetración del GNC, así como la difusión del gas natural licuado (GNL)”, explicaron desde el gobierno.

Simulada la aplicación de estas políticas, se obtiene un incremento del consumo de gas natural vehicular que pasaría de 6,7 MMm3/d en 2019 a 21 MMm3/d en 2030 en el escenario ambicioso alcanzando un 20% en la participación sobre la demanda total.

FUENTE: Río Negro

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: