ENTREVISTASGAS Y PETRÓLEO

Franklin Molina:“Duplicaremos la inversión para la gestión 2021”

Incrementar las reservas de gas y líquidos, sustituir la importación de diésel, impulsar las energías alternativas e industrializar el litio y la integración energética son los principales desafíos que encara el ministro de Hidrocarburos y Energía, Franklin Molina. La principal autoridad del sector accedió a una entrevista con Energy Press para hablar de su plan de gestión.

¿Cuáles son los principales desafíos para su Ministerio?
En cuanto al sector de hidrocarburos, los desafíos principales son: sustituir la importación del diésel oíl a través de la promoción de proyectos de explotación en campos maduros, desarrollo del proyecto de biocombustibles, el incremento de reservas de gas natural y de líquidos.
En el tema de energía, el principal desafío es la integración del país con alcance a todos los departamentos del sistema eléctrico, además de consolidar un cambio en la matriz energética; para ello se pretende un mayor uso de plantas hidroeléctricas y la incorporación de mayores proyectos de energías alternativas.
Y finalmente en el sector de altas tecnologías energéticas, tenemos como desafío consolidar la industrialización del litio, para ello se requiere concretar una tercera fase de inversiones, para producir materiales catódicos y baterías de ion de litio. Posteriormente consolidar los mercados de exportación, además de implementar las plantas para la producción de hidróxido de litio e hidróxido de magnesio de sales residuales, materiales catódicos y baterías; y desarrollar los salares de Coipasa y Pastos Grandes.
¿Qué es lo urgente que debe resolver?
Es urgente fortalecer nuestra empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) para impulsar el desarrollo de la industria petrolera, la generación de mayores ingresos al país no únicamente por la exportación de gas, sino también por la reactivación de la Planta de Urea y Amoniaco durante el primer semestre de 2021. Esto garantizará al Estado ingresos adicionales por la exportación de urea y el abastecimiento de este producto para el sector productivo agrícola nacional que hoy tiene que comprar urea del mercado externo a precios elevados.
Por otra parte, reducir las importaciones de gasolina y diésel, para ello se debe construir una planta de biodiesel, incorporación de proyectos de energías alternativas para iniciar el proceso de sustitución importaciones.
Por último, reconducir el proceso de la consolidación la industrialización del litio.
¿Cómo va encarar su Ministerio el desarrollo de la exploración, producción e industrialización del gas?
La prioridad es la implementación del plan de reactivación del sector hidrocarburífero boliviano. Los principales esfuerzos están enfocados en la disminución de importación de combustibles líquidos mediante el incremento en la producción de crudo nacional, proyectos de biocombustibles avanzados y el uso de GNL, generando múltiples impactos en beneficio de la economía nacional.
Asimismo, dada la declinación inminente de los campos gasíferos y la falta de reposición de producción, se tomaron medidas inmediatas para duplicar las inversiones en la gestión 2021. Además, se plantea potenciar a YPFB y sus brazos operativos en la cadena de valor para garantizar la soberanía energética del país.
En este sentido YPFB Corporación como empresa de los bolivianos a través de la incorporación de proyectos de explotación en campos maduros, proyectos de exploración y desarrollo; además de la participación de empresas privadas mediante los contratos para que desarrollen proyectos que permitan el incremento de reservas de gas natural y de líquidos.
Se reactivarán los proyectos de industrialización que permitan la exportación de derivados y el ingreso de divisas a las arcas del Estado.
¿Cómo se conseguirán recursos para impulsar la industria hidrocarburífera y energética?
Se está trabajando en ello, evaluando los posibles ingresos y prioritariamente el destino de los mismos, no se tiene una fuente única debido a la diversidad de proyectos en la agenda energética.
¿Se debe firmar una nueva adenda con el mercado argentino, cuál será la propuesta de Bolivia?
Debido a que se trata de un tema estratégico para el país y que está en negociación, existen aspectos que no son prudentes mencionarlos, para que se permita la continuidad del suministro al mercado argentino.
¿La subvención de combustibles e importación de diésel desangra al país, cómo enfrentará esta problemática?
Se trabajará en la concreción de proyectos con la visión de que con la industrialización exista sustitución de las importaciones de gasolina y diésel, iniciando con el proyecto de producción de biodiesel ecológico.
¿Muchos expertos sugieren una institucionalización de YPFB que le permita oxigenar sus operaciones y trabajar en sinergia con los privados, qué estrategias asumirá?
Uno de los principales desafíos es generar procesos de transparencia tanto en los procesos de administración financiera, técnica como de contratación, para que exista una sinergia no solo con los privados, sino también con la sociedad en su conjunto. El último año en particular producto de una pésima gestión de YPFB a cargo del anterior gobierno de facto, el daño suscitado, por corrupción y una serie de escándalos que son de conocimiento público, sin duda han afectado a nuestra empresa estatal de los bolivianos, el resultado ha sido la paralización casi total de las actividades de la cadena productiva de hidrocarburos.
El objetivo ahora es configurar una empresa más eficiente, lograr una gestión más ágil y empresarial que permita desarrollar rápidamente los proyectos priorizados en el Plan inmediato para la reactivación del sector.
¿Los inversores exigen seguridad jurídica, habrá una nueva ley, reglamentos o normas, que escenifiquen esta demanda? ¿Serán necesarios o habrá cambios? ¿En qué aspectos?
Existe seguridad jurídica con los Contratos de Servicios Petroleros, se evidencia con la vigencia de la Ley N° 3058. En lo que se debe trabajar, es en la adecuación de la normativa que permita encarar los nuevos desafíos, como ser la promoción de campos maduros, la industrialización para la sustitución de combustibles entre otros, además de los proyectos que se tiene en los temas energéticos y la industrialización de litio.
¿Qué dice la agenda de reactivación del sector que dejó el gobierno de transición, será tomada en cuenta?
El gobierno tiene un Plan para el sector de hidrocarburos. Se trabajará, potenciando a YPFB como actor principal del sector, acompañado con las inversiones privadas sean estas nacionales e internacionales.
¿Por qué se volvieron a unificar los ministerios de Hidrocarburos y Energía? Cuál es el plan de desarrollo para el mercado eléctrico?
El rubro energético, es un sector estratégico, no pueden convivir de manera separada Energía e Hidrocarburos, más aún en la coyuntura actual con la incorporación de industrialización para obtener combustibles, energías renovables, la industrialización del Litio, es importante por la complementariedad que existe y existirá en el caso de algunos proyectos, como por ejemplo, la industrialización del litio con la energía renovable y la transición energética. En este marco juegan un papel clave la generación distribuida y la electromovilidad.
¿Su Cartera apoyará el proceso de las energías renovables?
El el respeto a la madre tierra, nos impulsa a que los proyectos de energías renovables para agilizar un proceso de descarbonización de la matriz energética, requieran el apoyo no solo del gobierno, sino de la sociedad en su conjunto para vivir en armonía con la madre tierra.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: