GAS Y PETRÓLEO

Urgen capitales de riesgo y reglas claras

Brasil continúa siendo un mercado demandante de gas y sus nuevos actores buscan contratos en firme.

Si bien es cierto que se perciben buenas señales en el mercado energético como la recuperación de los precios internacionales del petróleo, que se reflejan en mayores ingresos por la exportación de gas, y ya las autoridades admiten la realidad del sector con las limitadas reservas de gas, lo que las obliga a buscar desesperadamente nuevas inversiones de riesgo, incluso accediendo a sacrificar normas y principios de la “nacionalización”.

“Definitivamente, en los últimos años no tenemos incremento de las reservas, esto nos lleva a repensar todo el marco normativo, incluyendo la Ley de Incentivos, incluyendo los reglamentos, que sin duda, son importantes. Estamos modificando algunos decretos porque tenemos que ser autocríticos, los resultados no han sido los esperados y necesitamos en este momento incorporar reservas, incorporar volúmenes de producción de gas, pero también un elemento importante: necesitamos sustituir importaciones”, dijo el ministro de Hidrocarburos, Franklin Molina hace algunos días en una interpelación en el Senado.

En ese contexto, el analista energético, Francesco Zaratti señaló que las malas nuevas son aún más numerosas y relevantes. “El incremento del precio del petróleo implica también el incremento de la factura del diésel y la gasolina importados. En efecto, debido a los compromisos con IEASA (Argentina), Petrobras y la demanda interna, la producción está en el límite de su capacidad”, apuntó.

Asimismo indicó que Gracias al contrato suscrito con MTgas YPFB venderá en un año la misma cantidad de gas que vende a la Argentina en cinco días. “Es una gota en el mar que no resuelve nada para Brasil, en el contexto de su crisis hídrica, ni para YPFB que no tiene más gas que ofrecer”.

Tampoco tiene mucho sentido la anunciada compra de acciones del gasoducto TBG, cuando los volúmenes transportados por ese ducto tienden a disminuir, a menos que se piense en prestar a futuro servicios de transporte al gas de Vaca Muerta, convirtiéndonos en un país “de paso”, dijo.
Ni qué decir del empecinamiento en poner de nuevo en marcha la planta de urea y amoniaco (PUA) sin realizar antes una auditoría técnica y económica que justifique la factibilidad económica de la comercialización de la producción.
En todo caso, es urgente buscar capitales de riesgo para incrementar reservas y producción, pero esa tarea no es sencilla por diferentes razones, que van desde la prioridad de la industria mundial por las energías renovables, el riesgo país y el futuro del mercado energético de la región.

En ese complejo contexto, la reciente visita de YPFB a Rusia parece ser una movida desesperada de buscar un socio vigoroso que reemplace a las empresas que, como Petrobras, ya han manifestado el deseo de abandonar el país o que, como Repsol y Total, desearían hacerlo en un futuro próximo.

Está claro, sin embargo, que las empresas rusas, que eventualmente decidieran invertir en Bolivia, lo harán con reglas más favorables para esas empresas de las actuales, que impliquen dejar de lado la “nacionalización” del MAS y depender aún más de esa potencia extranjera; un efecto que, definitivamente, no le conviene al país.

Por su parte, Alvaro Ríos, analista del sector y exministro de Hidrocarburos dijo que Petrobras está dejando el monopolio en Brasil, por ello ya no es la responsable de abastecer el mercado.

En ese contexto, es que nuevos actores están comprando sus activos, con lo que se pretende crear un sistema competitivo de gas natural en Brasil, esto debía permitir bajar los precios de gas natural. “En ese sentido es que hay nuevos demandantes de gas natural han venido a tocar las puertas de Bolivia, pero lastimosamente se han ido con la idea de que aquí está muy difícil firmar con

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: