ACTUALIDAD

Energías alternativas requerirán de otras tecnologías para reducir emisiones

Profundas reducciones en los costos tecnológicos de baterías, energía eólica y solar resultarán en que las dos fuentes de energía renovable de rápido crecimiento propulsen casi la mitad de la red, según las últimas proyecciones de BloombergNEF (BNEF). En su New Energy Outlook 2019 (NEO), BNEF opina que estas tecnologías asegurarán que, al menos hasta 2030, el sector eléctrico ayudará a limitar el aumento de las temperaturas globales a no más de 2 grados Celsius.

Cada año, NEO compara los costos de tecnologías energéticas competidoras a través de un análisis de costo nivelado de energía. Este año, el informe considera que, en aproximadamente dos tercios del mundo, la energía eólica o solar ahora representa la opción más barata para agregar nueva capacidad de generación de energía eléctrica. La demanda de electricidad aumentará un 62%, resultando en un aumento de capacidad de generación global casi triple entre 2018 y 2050. Esto atraerá $13,3 billones en nuevas inversiones, de las cuales la energía eólica tomará $5,3 billones y la solar, $4,2 billones. Además del gasto en nuevas plantas generadoras, $840.000 millones se destinarán a baterías y $11,4 billones, a la expansión de la red.

NEO comienza analizando las tendencias de tecnología y precios de combustible para crear una visión del costo mínimo para cambiar el sector de electricidad. Los resultados demuestran que el rol del carbón en la matriz de electricidad global caerá del 37% hoy al 12% en 2050, y prácticamente se eliminará el petróleo como una fuente de generación de energía.  La energía eólica y solar crecerán del 7% de generación hoy al 48% en 2050.  Las contribuciones de energía hidroeléctrica, de gas natural y nuclear permanecerán aproximadamente niveladas en una base porcentual.

Matthias Kimmel, analista principal de NEO 2019, dijo: «Nuestro análisis de electricidad refuerza un mensaje clave de los anteriores New Energy Outlooks: que los módulos fotovoltaicos solares, las turbinas de viento y las baterías de ion-litio mantendrán curvas de reducción agresiva de costos del 28%, 14% y 18% respectivamente por cada duplicación en la capacidad instalada global. En 2030, la energía generada o almacenada y despachada por estas tres tecnologías socavará la electricidad generada por plantas de carbón y gas existentes en casi todas partes».

Emisiones de CO2 del sector de electricidad global – Fuente: BloombergNEF

El crecimiento proyectado de recursos renovables hasta 2030 indica que muchas naciones pueden seguir una trayectoria para la próxima década y media que es compatible con limitar el aumento en temperaturas mundiales a 2 grados o menos. Esto se puede hacer sin introducir más subsidios directos para las actuales tecnologías tales como solar y eólica.

«Se están acabando los días cuando se necesitaba apoyo directo, tal como feed-in tariffs», indicó Elena Giannakopoulou, jefa de economía energética en BNEF. «Aun así, para lograr este nivel de transición y reducción de carbono, se necesitarán otros cambios en políticas energéticas; concretamente, reformar los mercados de electricidad para asegurar que la energía eólica, solar y las baterías se remuneren adecuadamente según sus contribuciones a la red. NEO es fundamentalmente indiferente a asuntos legislativos, pero sí supone que los mercados operan de manera racional y justa para permitir que ganen los proveedores de menor costo».

Europa reducirá las emisiones de carbono en su red más rápidamente, logrando que un 92% del abastecimiento de electricidad provenga de energía renovable en 2050. Las principales economías de Europa Occidental en particular ya están en una trayectoria que reducirá el carbono significativamente gracias a los precios del carbono y un fuerte apoyo legislativo. EE.UU., con su abundancia de gas natural barato, y China, con su flota moderna de plantas de carbón, seguirán más lentamente.

China considera que sus emisiones del sector eléctrico llegarán a su pico en 2026, luego caerán por más de la mitad en los próximos 20 años. La demanda de electricidad de Asia aumentará más del doble en 2050. A $5,8 billones, toda la región de Asia Pacífico representará casi la mitad de todo el nuevo capital gastado a nivel global para cumplir con la creciente demanda. China e India juntos representan una oportunidad de inversión de $4,3 billones. EE.UU. verá inversiones de $1,1 billones en nueva capacidad eléctrica, con la energía renovable aumentando su cuota de generación por más del doble, al 43% en 2050.

El panorama para las emisiones globales y el mantenimiento de los aumentos de temperatura a 2 grados o menos es mixto, según el NEO de este año. Por un lado, la expansión de energía solar, eólica y baterías pondrá al mundo en una trayectoria que es compatible con estos objetivos al menos hasta 2030. Por otro lado, habrá que hacer mucho más después de esa fecha para mantener al mundo en esa trayectoria del límite de 2 grados.

Una razón es que, con la ayuda de baterías, la energía eólica y solar será capaz de alcanzar el 80% de la matriz de generación de electricidad en muchos países a mediados del siglo, pero ir más allá de eso será difícil y requerirá la ayuda de otras tecnologías, entre ellas la energía nuclear, biogás, hidrógeno verde, y captura y almacenamiento de carbono.

El director de NEO de BNEF, Seb Henbest comentó: «Nuestro análisis sugiere que los gobiernos deben hacer dos cosas separadas: una es asegurar que sus mercados favorezcan la expansión de baterías, energía eólica y solar de bajo costo; la otra será respaldar investigaciones y despliegue anticipado de estas otras tecnologías, de modo que se puedan aprovechar a escala de 2030 en adelante».

En NEO 2019, BNEF por primera vez considera electrificar el 100% del transporte por carretera y la calefacción de edificios residenciales, llevando a una expansión significativa del rol de la generación energética.

Bajo esta proyección, la demanda total de electricidad crecería por un cuarto en comparación con un futuro en el cual el transporte por carreteras y la calefacción residencial solamente se electrificarían tanto como se presume en el escenario principal de NEO.  La capacidad total de generación en 2050 tendría que ser tres veces el tamaño de lo que está instalado hoy. En general, electrificar la calefacción y el transporte reduciría las emisiones en toda la economía, ahorrando 126GtCO2 entre 2018 y 2050.

Matriz de generación eléctrica global – Fuente: BloombergNEF

NEO 2019 es el resultado de un estudio detallado de las perspectivas de demanda y oferta de energía, país por país, realizadas por 65 analistas de BNEF en todo el mundo. Emplea el trabajo de BNEF, líder del mercado de investigación, sobre avances económicos de diferentes fuentes de generación.

(BloombergNEF)

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: