ANÁLISIS

El riesgo sísmico de Yacuiba y sus recursos hídricos

Se debe perforar a mayor profundidad y hacer estudios sísmicos

Por: Daniel Zenteno
Ingeniero Geólogo

Por el año 1960, cuando era adolescente, las empresas petroleras: Chaco Petroleum y Bolivian Oil Company, realizaban trabajos de perforación exploratoria para descubrir hidrocarburos en el área de Yacuiba. Ha invitación de una amiga, Susana Guillen (su madre trabajaba en Chaco Petroleum) fuimos a visitar un pozo que se encontraba en perforación en el alineamientos estructural de Madrejones, hoy lo puedo confirmar. El hecho, me llamo la atención de una manera que marco mi destino, para toda la vida. El estar en ese medio tan especializado y al cual muy pocas personas podían tener acceso, como lo es ahora, con muchas más restricciones.
Estudié geología, la cual se convirtió en mi pasión científica. Pasé muchas noches y días investigando, tratando de comprender parte de los millones de años de historia geológica escrita en las diferentes Unidades Morfo estructurales del país: 6 en total, de las cuales 3 se encuentran en el departamento de Tarija.
Me interese de manera particular de la geología regional de Yacuiba, un lugar querido, donde forjé mis sueños, viví mi niñez y adolescencia y vuelvo a mi pueblo con mucha nostalgia, porque ya no es lo mismo que ayer.
Por azar del destino, cayó en mis manos esta “Joya Sísmica”, un Corte transversal geológico que muestra los alineamientos estructurales de Aguarague y Madrejones, con afloramientos Devónicos y Carboníferos el primero, Terciario y Cuaternario el segundo. Entre los dos, una gran cuenca: Terciaria y Cuaternaria, entre 1500 a 2000 metros de espesor.
Hoy, interpretando esta línea sísmica, estoy en condiciones de explicar, el porque la ciudad de Yacuiba y sus alrededores deben tomar sus previsiones para que no les sorprenda un fuerte movimiento telúrico y que en esta gran depresión geológica existirían grandes acumulaciones de agua dulce.
Hace millones de años, en el Terciario, se produjeron esfuerzos compresionales, desde el Pacífico que “arrugaron” esta parte de la corteza terrestre, produciendo el rompimiento de los estratos rocosos (fallas) formando una profunda depresión geológica, que fue rellenada por sedimentos de un gran lago, sobre el cual se desarrolló la ciudad de Yacuiba.


El problema es que en el “pie” de la serranía Aguaragüe se encuentra una gran rotura de esta falla (línea roja en la figura), que se puede observar en el camino Caraparí – Campo Pajoso y que está permanentemente tensionada por los esfuerzos de la Placa de Nazca, y que en cualquier momento se podría liberar esa energía acumulada y propagarse a una mayor velocidad por los estratos Terciarios que se encuentran en la cuenca geológica de Yacuiba. Las ondas sísmicas se propagan con mayor facilidad en estos estratos blandos.
Si se observa la figura sísmica, se ve la gran depresión geológica, rellenada por sedimentos Terciarios y Cuaternarios, altamente porosos y permeables que permiten que las aguas de lluvias en gran parte se filtren y se acumulen a diferentes profundidades. En el subsuelo yacuibeño, hay importantes reservas de agua dulce. Se debe perforar a mayor profundidad y hacer estudios sísmicos para poder determinar los diferentes acuíferos existentes en la región.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: