ACTUALIDAD

Observan alta dependencia en venta de hidrocarburos

Los desafíos de Bolivia para mantener un perfil crediticio aceptable están en reducir la alta dependencia económica y financiera en el sector de hidrocarburos, mejorar el marco institucional y elevar el nivel de ingreso, según la presentación del vice President-Senior Credit Officer, Moodys Investors Service, William Foster, en el evento Inside LaTam- Bolivia, perspectivas para 2019 y siguientes años.

En su presentación destacó el crecimiento económico del país, que lo ubica por arriba del promedio regional en los últimos años, sin embargo, proyecta tasas moderadas para los próximos años.

Casi en sintonía con los organismos internacionales. En febrero, el Banco Mundial fijó un crecimiento de 4,5 por ciento para Bolivia en 2018, y para la presente gestión la cifra baja a 4,3 por ciento, para el 2020 disminuye a 3,8 por ciento y cierra con 3,8 por ciento el 2021.

CALIFICACIÓN

Foster señaló que las fortalezas de las cuentas gubernamentales han apoyado la calificación soberana; sin embargo, déficits gubernamentales crecientes han elevado el ratio deuda/PIB.

Moodys brinda la calificación de riesgo Ba3 para la presente gestión como para el próximo año, aunque no está mal pero la misma no se modifica desde el 2014, y el pasado año también recibió la misma nota, y las autoridades nacionales indicaron que la misma los pone a 3 pasos de obtener el grado de inversión tal como ocurre en economías como Chile, México y Colombia, que por el momento lo deja en estable.

PERFIL CREDITICIO

En el contexto del perfil crediticio de Bolivia y comparación con pares, el experto presentó en primera instancia las fortalezas con la que cuenta el país, como tasas de crecimiento elevadas y altos niveles de inversión con respecto a los demás así como el nivel de reservas que mitiga los riesgos externos, a pesar de su diminución, y también mencionó un perfil de deuda favorable y con bajos intereses.

Sin embargo, también señaló los desafíos que tiene en ese marco, y que debe trabajar en ello. La dependencia económica y financiera en el sector de hidrocarburos, un marco institucional relativamente débil en comparación con pares y un bajo nivel de ingreso con relación a pares, son aspectos que las autoridades deberán tomar en cuenta, y revertir esta situación.

Mencionó que el estado de derecho es más débil que en otros países de la región, y observó el deterioro sostenido en cuentas gubernamentales en años anteriores, y espera menores déficits a futuro conforme los ingresos por hidrocarburos se estabilicen, y el gasto de inversión en mega-proyectos, se reduzca.

FACTORES DE CAMBIO

El ejecutivo de Moodys mencionó dos aspectos que pueden mejorar la calificación que tiene el país, como reducir los déficit gemelos, fiscal y comercial, así como un crecimiento elevado y sostenido en el mediano plazo.

Sin embargo, también señaló dos temas que pueden bajar la calificación del país, como el deterioro persistente en cuentas fiscales y/o balanza de pagos así como la inestabilidad política.

SITUACIÓN

Los economistas señalan que Bolivia ha ingresado en una situación complicada, debido a la baja de los precios de las materias primas, y más con la baja demanda de gas de sus principales socios, Argentina y Brasil.

A eso se suma los menores precios que se pagarán a futuro, si se toma en cuenta como referencia el LNG, y los menores volúmenes de exportación.

(El Diario)

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: