GAS Y PETRÓLEO

Implementan nanotecnología en plantas de YPFB

En cuatro plantas de YPFB se implementa la nanotecnología para reducir costos y cuidar el medioambiente.

La planta de Amoniaco y Urea, la de Gas Natural Licuado (GNL), la de Separación de Líquidos Río Grande y la de Separación de Líquidos “Carlos Villegas” son los complejos industriales de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) que utilizan la nanotecnología, desde hace cuatro años, para optimizar sus operaciones, reducir costos y cuidar el medioambiente.

La nanotecnología consiste en construir materiales y dispositivos a nivel de átomos y moléculas, conocidos como la «nano escala». Con las innovaciones recientes, las nano partículas, nano sensores y nano robots podrían convertirse en parte integral del proceso de extracción del petróleo y gas, mejorando potencialmente cada etapa, desde la búsqueda, exploración, producción, procesamiento del gas hasta el transporte y su proceso de refino.

“En la última década se ha evidenciado un crecimiento en el diseño y la fabricación de nanomateriales, específicamente de nanopartículas (NP). Las NP son todas aquellas partículas que tienen una dimensión en el rango de 1 nm a 100 nm. Por ello, en esta escala las propiedades físicas y químicas de estos materiales como el área superficial, el volumen, la conductividad, la reactividad y el magnetismo, etc. presentan aplicaciones de mayor nivel que a una escala micro o macro”, explicó Julio César Díaz, Director de Operación y Mantenimiento de la Planta de Separación de Líquidos Carlos Villegas.

En estas plantas se utilizan catalizadores y tamices moleculares para los procesos. “La utilidad de los reactores y catalizadores empleados en la Planta de Amoniaco y Urea aceleran el proceso de toma de decisiones para especificar las características de un recipiente donde tiene lugar una reacción química con el objetivo de obtener un producto a un caudal de producción determinado y con la mayor selectividad, menor coste, menores emisiones medioambientales y mayor seguridad”, especificó el director de la planta.

Además, se realiza la deshidratación de gas natural con tamices moleculares. “Esto implica eliminar el agua de la corriente del gas natural por medio de la deshidratación con tamices moleculares, que es un proceso que trabaja bajo el principio de adsorción. La adsorción involucra una forma de adhesión entre las partículas del desecante sólido y el vapor de agua en el gas en régimen dinámico para cumplir con los caudales de operación acordes con la necesidad operativa”, precisó Díaz.

La adsorción es la adhesión de átomos, iones o moléculas de un gas líquido o sólido, disuelto en una superficie. ​

Para la implementación de esta tecnología, YPFB trabajó con la empresa Arkema, de Francia, en las Plantas de Separación de Líquidos Rio Grande y Carlos Villegas Quiroga. Mientras que Johnson Matthey, de USA, es la que intervino en la Planta de Amoniaco y Urea.

Vale destacar que el personal que opera las plantas de Separación de Líquidos Río Grande (Santa Cruz), Separación de Líquidos Carlos Villegas Q.(Yacuiba), Gas Natural Licuado (Santa Cruz), La Planta de Amoniaco y Urea (Cochabamba) es personal de nacionalidad boliviana en porcentajes mayores al 95%.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: