ACTUALIDAD

«La educación nuclear rusa en Bolivia creció en los últimos años» (entrevista)

La Corporación Estatal de Energía Atómica de Rusia lleva adelante un programa de capacitación para estudiantes bolivianos. El presidente de la entidad para América Latina, Ivan Dybov, habló con Energy Press sobre los alcances de este programa.

En julio del 2016 la Corporación Estatal de Energía Atómica de Rusia – Rosatom, firmó con Bolivia un Memorándum de Entendimiento respecto a la preparación y capacitación del personal en el campo del uso de la energía nuclear y en sus esferas conexas.

En tal sentido Rosatom, conjuntamente con la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN), organiza en las ciudades de El Alto, La Paz, Santa Cruz y Cochabamba conferencias abiertas, donde la cantidad de oyentes llegó a varios miles de personas, principalmente en las universidades públicas de estas ciudades. Además, Rosatom anualmente lanza convocatorias para las becas de la Federación de Rusia para los ciudadanos bolivianos en el campo de tecnologías nucleares y esferas conexas.

Ivan Dybov, presidente de Rosatom América Latina

¿Cuánto se ha avanzado en el Memorándum de 2016?
La cooperación, que une a Rusia y Bolivia en virtud de los documentos firmados en el 2016, abarca los campos de preparación de personal y distribución de la información sobre las tecnologías nucleares y experiencia de su aplicación en el mundo, incluyendo los países vecinos de Bolivia, como Argentina, Brasil, Perú, así como los países europeos, asiáticos y norteamericanos.

En el marco de la implementación del memorándum, los especialistas de la Corporación Estatal Rosatom, conjuntamente con los colegas de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN), por ejemplo, prepararon y publicaron “ABC Nuclear”, un libro en el cual, con lenguaje sencillo se explican los principios de funcionamiento de las tecnologías nucleares y las de irradiación, campos de su aplicación, así como configuración y alcances del futuro Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear (CIDTN), que Rusia construye en El Alto conjuntamente con Bolivia.

Además, en el marco de la cooperación, de manera regular, organizamos en Bolivia conferencias abiertas, dedicadas a las tecnologías nucleares, y lanzamos cuotas para el programa educativo de Rosatom, para los estudiantes y especialistas bolivianos que quieran estudiar, en Rusia, las especialidades nucleares.

¿A qué público han llegado las conferencias y cuántas personas se han beneficiado?
Las conferencias, en primer lugar, están a cargo de los profesores de la Universidad Nacional de Investigaciones Nucleares MEPhI, la universidad de apoyo de Rosatom, en la cual en diferentes períodos trabajaron seis Premios Nobel. Es una de las universidades técnicas más fuertes de Rusia y del mundo. Las conferencias estaban orientadas al público en general, tomando en cuenta un amplio espectro de problemas que pueden ser solucionados, usando las tecnologías nucleares, y sus múltiples aplicaciones no energéticas: medicina nuclear para tratamiento de enfermedades oncológicas, cardiovasculares y neurológicas; agricultura; industria; ciencia, etc.

Y la idea era bien acertada: las conferencias en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Universidad Pública de El Alto (UPEA), Universidad Mayor de San Simón (UMSS), Escuela Militar de Ingeniería (EMI) provocaron un enorme interés de los estudiantes, profesorado, representantes de comunidades profesionales y científicas, organizaciones sociales en La Paz, El Alto, Cochabamba, Santa Cruz.

La cantidad de oyentes en las conferencias organizadas recientemente por Rosatom alcanzó unas 3 mil personas. Es obvio que esta información está bien cotizada actualmente en la sociedad. ABEN también realiza un permanente trabajo comunicacional, sus eventos llegaron incluso a mayor cantidad de personas por todo el país.

¿Cuál es el interés de Rosatom por la divulgación de la tecnología nuclear en Bolivia?

Los proyectos de uso de las tecnologías nucleares con fines médicos, industriales, agrícolas y otros, están orientados a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, mejorar los servivios de salud, educación, etc., generar nuevos empleos y nuevas fuentes de ingresos al presupuesto, ofrecer nuevos servicios a la población y las empresas, por lo tanto no pueden existir en un vacío informativo.

El apoyo de la sociedad es sumamente importante para el éxito de tales proyectos, y para eso los ciudadanos tienen que recibir la información confiable sobre las tecnologías nucleares y su seguridad, que permitiría desplazar los mitos existentes. Los principios del funcionamiento de las tecnologías nucleares y de irradiación están basados en fenómenos naturales, muchos de los cuales fueron descubiertos en la primera mitad del siglo XX ¡e incluso a finales del siglo XIX! por los científicos europeos y americanos, que fueron premiados por sus descubrimientos con los Premios Nobel.

Y desde aquel entonces, con éxito y de manera favorable para la humanidad, se aplican prácticamente en todo el mundo bajo el control de la prestigiosa organización internacional, que forma parte de la estructura de la ONU, el Organismo Internacional de la Energía Atómica, OIEA.

¿Cómo se conforma el programa de becas para estudiantes y profesionales bolivianos y cuántos se han beneficiado hasta ahora?
El Ministerio de la Federación de Rusia cada año otorga cuotas para la especialización en Rusia de los estudiantes extranjeros, incluyendo los bolivianos, según una nómina amplia de especialidades, incluyendo las nucleares, que son competencia de Rosatom. El interés hacia la educación nuclear rusa en Bolivia creció en los últimos años de manera considerable: en el 2016 fueron a Rusia sólo dos estudiantes, en el 2017 más de diez, y en el 2018 más de 30 estudiantes.

De esa manera, hoy en Rusia más de 40 jóvenes bolivianos estudian las especialidades nucleares, para después aplicar sus conocimientos adquiridos para el beneficio del desarrollo de la medicina, ciencia, ingeniería, industria y agricultura de Bolivia.

¿De qué otros países van a Rusia los estudiantes a especializarse en el campo nuclear?
Con mucho orgullo constatamos el hecho, de que la educación nuclear rusa es muy cotizada en el mundo. En Rusia, a través del programa de cuotas del Ministerio de educación de Rusia estudian muchos jóvenes del Oriente Medio, de Asia y África, por ejemplo, Jordania, Arabia Saudita, Turquía, India, Indonesia, Mongolia, Bangladesh, Egipto, Argelia, Kenia, Marruecos, Etiopía, la República Sudafricana.

Enumerar todos los países tomaría tiempo. De Europa estudian en MEPhI los estudiantes de Bulgaria, Hungría, Serbia, Slovakia, Ucrania. Si hablamos de Latinoamérica, este año, aparte de los estudiantes bolivianos, irán a Rusia los jóvenes de Argentina, Brasil, Cuba, Paraguay, Perú, Chile. En total esperamos recibir este año hasta 300 nuevos estudiantes. De esa manera, la MEPhI es realmente una de las universidades más internacionales de Rusia.

Lógicamente, la mayor cantidad de estudiantes provienen de países donde la Corporación Estatal Rosatom implementa algunos proyectos nucleares, por ejemplo centrales nucleares, como “Akkuyu” en Turquía, o proyectos no energéticos como lo es el Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear, que se construye conjuntamente con la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN) en El Alto, Bolivia. Tomando en cuenta el desarrollo de las relaciones entre Rosatom y los colegas de Argentina, Paraguay y algunos Estados de Centroamérica esperamos que crezca el flujo de estudiantes de esos países.

PERFIL

Ivan Dybov
Presidente de Rosatom América Latina

Egresó de la Universidad Politécnica de Nizhni Novgorod (Rusia). Tiene más de 15 años de experiencia en la industria nuclear. Ocupó cargos directivos en la Agencia Federal de Energía Atómica y Rosatom Overseas, entre otros. Desde el 2015 trabaja en Rosatom América Latina, con sede en Rio de Janeiro, Brasil.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: